EL DOLOR DE TALÓN EN NIÑOS (ENFERMEDAD DE SEVER)

¿Qué es la enfermedad de Sever?

El dolor de talón o talalgia  en niños, a de alertarnos de algún trastorno  en  el niño que debe valorarse por un profesional.

Una de las patologías más frecuentes en niños y niñas durante la etapa de crecimiento es la Enfermedad de Sever o Apofisitis  Posterior del Calcáneo. La Enfermedad de Sever se caracteriza por un dolor que aparece a nivel del talón que se incrementa tras realizar determinadas actividades físicas o deportivas (caminar, correr, saltar…).

En general afecta por regla general a niños entre 7 y 15 años y  niñas  entre 5 y 13 años. La incidencia es mayor en niños. En un 60% de los casos el proceso se produce en ambos pies.

¿Cuál es la causa de la enfermedad de Sever?

La causa principal de la enfermedad se debe  a la tracción excesiva y repetida del tendón de Aquiles sobre la placa de crecimiento. Estas fuerzas repetitivas son las causantes del dolor e inflamación del talón.

¿Cuáles son los factores que agravan este problema?

Entre algunos de los factores que agravan la Enfermedad de Sever, cabe destacar:

  • El sobrepeso
  • La hiperactividad propia de la edad
  • Calzado inadecuado para las actividades diarias o deportivas
  • Retracción musculatura posterior
  • Alteraciones en el pie (Pie plano, pie cavo…).

¿Cuáles son los síntomas que podemos detectar en el niño?

El niño refiere dolor en el talón tras la práctica de actividades deportivas habituales. Frecuentemente  puede cojear y caminar   evitando contactar el talón con el suelo (marcha de puntillas). Se puede observar que el niño modifica su forma habitual de caminar con el objetivo de evitar el dolor.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Sever?

Cuando la molestia persiste es conveniente que el podólogo realice una valoración exhaustiva y determine si dicho dolor del talón corresponde realmente con una  Enfermedad de Sever, ya que existen  otras causas de dolor. Si se  considera oportuno, se realizará  una radiografía u otra exploración complementaria para descartar otras alteraciones.

¿Cómo se trata la Enfermedad de Sever?

El objetivo fundamental  del tratamiento es eliminar el dolor a la vez que se intenta que el niño retorne a las actividades deportivas lo más pronto posible. Es importante acudir al podólogo  para que indique el tratamiento más idóneo tras realizar una exploración biomecánica completa del niño.

Los tratamientos conservadores más empleados en la Clínica Podològica Boscà con los cuales obtenemos unos resultados satisfactorios son los siguientes:

  • Soportes plantares (plantillas) con elevación del talón controlando la función del pie y evitando cargas compresivas y de tracción sobre el calcáneo (talón).
  •  Estiramientos de la cadena posterior y fascia plantar.
  • Crioterapia. El hielo contribuye en la  reducción del dolor y la inflamación.
  • Medicación. Los antiinflamatorios no esteroides, ayudan a reducir el dolor y la inflamación.
  • Reducir las actividades. Interrumpir toda actividad que cause dolor
  •  Inmovilización. En  casos severos, que no respondan bien a los tratamientos anteriores.

Independientemente de los tratamientos generales se deberá valorar cada caso en particular.

 

Referencias bibliográficas:

  • Rolf W. Scharfbillig. Sever’s Disease: What Does the Literature Really Tell Us? May/June 2008 • Vol 98 • No 3 • Journal of the American Podiatric Medical Association.
  • http://www.foothealthfacts.org/Content.aspx?id=1485
  • A.Viladot. 20 lecciones sobre patología del pie. Mayo. 2009